Debido a la emergencia sanitaria causada por el COVID-19, en la ciudad de Guayaquil, los desplazamientos en transporte público se verán disminuidos en frecuencia y capacidad ya que las aglomeraciones de personas representan la principal causa de contagio del virus. 

Los modos de transporte activos y personales como la bicicleta y vehículos de micromovilidad, entre otros, generan naturalmente una distancia física adecuada y segura, lo cual los convierte en los modos de transporte más saludables y seguros en una situación de contagios como la que tenemos actualmente.

Es por eso que hemos elaborado este manual que recopila información aplicada en otras ciudades.

1. Preparación

  • Es importante también que conozcas los riesgos de contagio y también los posibles riesgos que pueden tener los desplazamientos en bicicleta o en modos de transporte activos. Por esto es indispensable que tomes nuestras recomendaciones y te mantengas a salvo.

2. Usa siempre mascarilla 

  • Puede ser algo incómodo y acostumbrarse te tomará un tiempo, pero esto es indispensable para prevenir contagios, sea que estés en bicicleta, en scooter, caminando o en transporte público, mira el gráfico a continuación para que lo tengas muy en cuenta.
Elaborado por: Fernando de la Torre, Director de Modos de Transporte Sostenibles Secretaría de Movilidad

3. Revisa tu bicicleta o scooter

  1. Mira que tus neumáticos tengan la presión adecuada, que tu cadena tenga suficiente aceite para que funcione bien y no rechine, pero no demasiado; no querrás ensuciar tu ropa. 
  2. Revisa tus frenos y verifica que estén operando correctamente, el delantero y el posterior. 
  3. Es muy necesario que tu bici o scooter tenga una luz frontal blanca y una posterior roja, revisa que estén funcionando bien ya que esto aportará a tu seguridad y serás visible en las vías.
  4. Ajusta la altura de tu sillín para que cuando pedalees la pierna que llega abajo esté un 90% estirada. Tener el sillín demasiado bajo puede dañar tus rodillas y si está muy alto, será incómodo para ti. Es normal que casi no toques el suelo con los pies cuando estés correctamente sentado, las técnicas de montar y desmontar se hacen siempre hacia el frente, deslizándote hacia adelante del asiento para poder asentar uno de los pies mientras el otro se mantiene en el pedal.
  5. Si encuentras algún daño en tu bici, procura no utilizarla y comunícate con los servicios de auxilio mecánico recomendados en tu sector.

4. Equípate correctamente

  • Usa mascarilla y en lo posible un buff. Es importante que consideres gafas transparentes de protección o una lámina translúcida ya que esto aportará a tu visibilidad y te protegerá no solamente de gotas que contengan virus dejadas por otras personas, sino también de tierra, polvo u otros contaminantes. Te recomendamos ver más recomendaciones en nuestra artículo Consejos de bioseguridad para usar la bicicleta y protegernos del coronavirus

5. Planifica tu carga

  • Si tu bici tiene parrilla, puedes disponer de alforjas, si no la tiene, es mejor que uses una mochila que esté bien colocada y no te desestabilice en tu trayecto. Muchas veces colgar fundas de compras en el manubrio es una mala idea y te puede hacer perder el balance.

6. Planea tu ruta

  • Define correctamente tu punto de destino, identifica los servicios de emergencia y de auxilio mecánico que se encuentren en tu ruta.

Bicimapa de Guayaquil

7. Planifica tus horarios

  • Es posible que durante este tiempo tengas ciertas restricciones de movilidad como toque y queda u otros. Es indispensable que planifiques tus tiempos para que no llegues a tener problemas con la autoridad. 
    • Recuerda que la velocidad promedio de un ciclista no experimentado en la ciudad es de aproximadamente 15 km/h en condiciones normales. No trates de exceder tus capacidades y movilízate a un ritmo cómodo para ti. 

8. Desinfección y Salubridad

A parte del uso de mascarilla y guantes, ten cuidado con las superficies que vayas a tocar. Si la bici o scooter que vas a usar pertenece a otra persona o ha sido utilizado por otro usuario, debes desinfectar las superficies con las que vas a tener más contacto, sobre todo los manubrios, palancas de frenos, mandos de cambios, sillín, luces, timbre y pedales. De preferencia con alcohol isopropil de más del 60% o con agua y jabón, siendo muy minuciosos y cuidadosos. 

Trata de no entrar en contacto con cualquier tipo de superficies y de no tocar tu cara durante tu viaje, y de evitar zonas en las que veas aglomeraciones de gente, sean peatones, ciclistas o de cualquier tipo.

Evita pisar superficies que tienen alta probabilidad de haber sido utilizadas por personas contagiadas o que hayan sido potencial riesgo de fluidos emitidos por personas contagiadas. 

Una vez que hayas terminado tu viaje, lo mejor es limpiar las superficies que entraron en contacto directo con el pavimento y concreto, o cualquier otra superficie que haya entrado en contacto con la bicicleta. Hazlo con agua y suficiente jabón, tratando de no tener contacto directo con estas superficies, a través de cepillos o escobas y de preferencia teniendo las mismas precauciones que debes tener cuando sales de tu casa, con una mascarilla, protección para los ojos y guantes y haz lo mismo con tus zapatos, desinfectarlos correctamente.

Intenta dejar tus zapatos y tu bicicleta fuera del área interna de tu hogar. Utiliza una cadena de buena calidad y trata de cubrirla de la lluvia si es posible. Si debes ingresarla a tu domicilio o lugar de trabajo, debes desinfectar tu bicicleta correctamente antes de hacerlo. 

9. Seguridad Vial

Queremos que te puedas movilizar con facilidad, pero sobre todo con seguridad. Es esencial que te apegues a nuestras recomendaciones para que tengas menos riesgo de percances y te mantengas a salvo.

Circula siempre en el sentido de la vía: Puede causar una percepción de seguridad el transitar en contravía, pero es muy riesgoso ya que, si sucede un siniestro vial entre un ciclista y un vehículo motorizado enfrentados, sus velocidades finales se suman y hay un mayor riesgo de lesiones y fatalidad. 

No utilices las aceras: Son espacios exclusivos solamente para los peatones y ellos son los actores más vulnerables en las vías. 

Si no encuentras una ciclovía ni un carril exclusivo para bicicletas cerca: Intenta usar vías secundarias o de tránsito vehicular reducido para que te sientas más seguro hasta que puedas llegar a un corredor vial seguro o ciclovía.

Respeta las señales y los semáforos: Estamos haciendo un trabajo muy amplio para dar facilidades a los modos de transporte activos, entonces es muy importante que utilices adecuadamente las vías y todos sus elementos reglamentarios (pares, semáforos, ceda el paso, no girar, etc.)

Vuélvete visible: Utiliza ropa y elementos de colores vivos, reflectivos o fosforescentes siempre que sea posible. Mientras más visible seas, más seguro estás. Utiliza tus luces cuando las condiciones de luz no sean las mejores, esto te convertirá en un elemento visible en las vías. 

Tómate todo tu carril: Cuando estés compartiendo un carril con vehículos motorizados, circula por el centro de tu carril ya que los vehículos tendrán que maniobrar de manera prudente para rebasarte. Si te pegas demasiado al margen derecho es muy posible que salgas del campo visual del conductor y podría suceder un siniestro vial. 

Señaliza tus giros: Las bicicletas no cuentan con luces direccionales, por lo tanto, la señalización se realiza con las manos. Para hacerlo, guíate con el siguiente gráfico. 

Elaborado por: Fernando de la Torre, Director de Modos de Transporte Sostenibles Secretaría de Movilidad

Nunca realices maniobras bruscas y siempre mantén un trayecto constante para que no tengas inconvenientes. Trata de nunca sobrepasar tus capacidades y habilidades.

10. Estacionamiento seguro

Es muy importante que converses en tu lugar de trabajo para que te permitan estacionar con seguridad tu bicicleta ya que va en cumplimiento de la Ley Nacional de Tránsito. 

En tu domicilio, utiliza las recomendaciones que te dimos al comienzo de este documento, ten en cuenta que las cadenas de seguridad deben ser de buena calidad, los cables de acero son muy vulnerables. 

Cuando estaciones tu bicicleta en un mercado o en un sitio que no cuente aún con las facilidades necesarias, trata de encontrar rejas fuertes de metal, vallas o cercas.

 Siempre sujeta la cadena o candado a los tubos principales del marco de tu bici y trata de sujetar también una de las dos ruedas junto con los tubos principales, intentando dejar el acceso al candado lo más inaccesible a un potencial robo, así tendrás menor riesgo de perder tu bici.

11. Ciclovías emergentes para Guayaquil

Estamos elaborando un mapeo para proponer la implementación de una red de ciclovías emergentes, las misma que te invitamos a aportar llenando el siguiente formulario.

12. Tiendas y talleres de bicicletas/patines en Guayaquil

Si tienes un taller o tienda de bicicleta por favor llena el siguiente formulario para poder actualizar la ubicación de talleres y tiendas de bicicletas que esperamos muy pronto puedan estar operativas.

Queremos hacer una mención especial a Fernando de la Torre, Director de Modos de Transporte Sostenibles Secretaría de Movilidad de la ciudad de Quito por compartirnos esta información.

Un comentario sobre “Manual Ciclista Urbano Guayaquil en tiempos de pandemia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s