Si estás en tu teléfono móvil o tableta, puedes avanzar al final de la página y escoger la versión: “Ver sitio web completo”, para una visión mejorada del contenido

Nuestra nueva colaboradora, Gisella Quintana, nos cuenta su experiencia de caminabilidad cuando empezó a sacar a pasear a su perro en el norte de la ciudad. Ella menciona los beneficios de caminar y la prioridad que tienen peatonas y peatones.

Los perros reconocen la actitud defensiva de los extraños, por lo que su instinto es querer defenderse y defenderte

Les dejo cinco lecciones que aprendí sacando a pasear a mi perro en La Alborada, norte de Guayaquil

Sin tener en cuenta otros factores, los paseos cortos y a pie registran a su favor una serie de beneficios que a estas alturas son más que conocidos. Una de las ventajas más atractivas de esta actividad es que ayuda a adelgazar sin esfuerzo. De ahí por qué me gusta caminar. Me está ayudando a bajar los “kilos de la cuarentena” y es el ejercicio más sencillo de realizar, sobre todo para quienes no hemos sido tan afines a los deportes, a los gimnasios o a las maratones. Cualquiera puede caminar, su nivel de complejidad es nulo.

Personalmente creo que caminar también es un poco liberador. Uno va a su paso, a su ritmo. No depende de la persona adelante, o la de atrás, para llegar a su destino o trazar su ruta. Puede elegir qué tan cerca camina de la calle, de la acera o de un negocio. Y por esa libertad, en cambio, me encanta caminar. 

Si sumamos la noche a esta experiencia, cuando el ambiente está más fresco que en la mañana o en la tarde, las ganancias se duplican. Según el Journal of Sports Science & Medicine, en las primeras horas de la noche aumenta el metabolismo y con ello incrementa la fuerza de los músculos. Además, es una manera perfecta para relajarse (en vez de caer en la cama apenas uno termina el trabajo). Caminar libera endorfinas, hormonas que reducen el estrés y mejoran el estado de ánimo. Esto, a su vez, incide en la calidad del sueño: se duerme más rápido y más bonito. 

Sin embargo, salir a caminar por la noche en Guayaquil, aparentemente, es una idea que va en contra de todos los manuales de seguridad o de integridad física. Y hay buenas razones para ello: nadie quiere ser sorprendido por algún Pedro Navaja en su barrio. No hay sector en Guayaquil que se perciba pacífico.

Solamente si nos referimos a la zona norte de Guayaquil, La Alborada, donde vivo con mi esposo, un perrhijo y un gathijo, es la más vulnerable a los delitos. “Está en primer lugar”, expresó el teniente coronel Fernando Castillo, jefe de Operaciones de la Policía Nacional en la Zona 8 en una entrevista a Expreso. Siguen Guayacanes, Atarazana, Sauces, Kennedy y Urdesa. La gran amenaza, estos crímenes: robo a personas, domicilios, negocios, carros, motos, bienes y autopartes; y homicidios.

Y, a pesar de esas adversidades, hace más de dos semanas decidí acompañar a mi esposo en los paseos de “higiene” del perrito. Y hasta ahora, afortunadamente, nos mantenemos invictos ante la inseguridad (y planeo que siga así).

Lección 1: Nunca, nunca salir solo

En la noche, en grupo es mejor (Foto: Pixabay)

Aquí lamentablemente no aplica el “mejor solo, que mal acompañado”. Las posibilidades de ser atacado son cada vez menores si uno sale en grupo. Además, los perros, aparte de ser excelentes compañeros de paseo, son protectores. Lo primero que piensa una persona, la mayoría de veces, cuando ve a un desconocido con un perro es que el perro puede no estar educado, que puede atacar. Y, de hecho, esto puede ocurrir, dado que los perros reconocen la actitud defensiva de los extraños, por lo que su instinto es querer defenderse. Así que salir con un perro también puede asegurarle a uno cierto nivel de distanciamiento físico, porque muy pocas personas querrán acercarse. 

Lección 2: Ruta de la guardianía

¿Se puede pasar por aquí? (Foto: Pixabay)

Me sorprendieron los tramos usuales que había elegido mi esposo cuando pasea al perro. Para mí, calle vacía es igual a “peligro”. Pero no necesariamente es así en todos los casos. Resulta que las avenidas despejadas que había escogido cumplían dos características: siempre estaban iluminadas y en cada cuadra había una caseta de guardianía, sea de parqueaderos, locales comerciales, clínicas o conjuntos de casas cerrados. Este elemento no garantiza inmunidad, claramente, pero al menos los malhechores se lo piensan dos veces antes de actuar frente a personas que están igual o más armados que ellos.

Lección 3: Parterres, aliados

Ante el cierre de parques y otros espacios públicos en Guayaquil, algunas personas optaron por usar los parterres (Masa Crítica Guayaquil)

Por definición, un parterre es una especie de jardín construido a nivel de la superficie de un área, separándola con un ancho paseo. En nuestra ciudad, como muchas de Ecuador, el parterre también divide amplias avenidas. Para el arquitecto Edgar Silva, el parterre en este sentido se utiliza como barrera de protección, al absorber el impacto de los siniestros viales.

Descubrí que los parterres son la mejor vía para caminar en las noches, porque están despejados; puedo caminar en la dirección de los autos, o en la vía opuesta, sin peligro de atropellamiento; es menos probable que alguien que quiera hacerle daño a uno se exhiba en un parterre, justamente porque está en “medio de la calle”.

Lección 4: El vestuario sí es importante

Tal como se les recomienda a ciclistas y corredores, vestir ropas claras o fluorescentes no es coincidencia. La vestimenta o accesorios en colores reflectantes nos hacen visibles para quienes conducen vehículos motorizados. Nunca he estado ante un potencial siniestro vial de este tipo, y más allá de la ropa es clave que los conductores manejen a velocidades moderadas y de manera prudente para evitar atropellamientos pero es mejor reducir los riesgos. Esta es una de las formas.

Lección 5: Recordar otros consejos

Se aconseja caminar por locales comerciales vecinos, que registren nuestra presencia como testigos (Foto: Pixabay)

Son los consejos obvios, pero que no dejan de ser importantes: no salir con billeteras o mucho dinero, no llevar celulares ni relojes, audífonos, u otro dispositivo de valor. Sí es aconsejable transitar por locales comerciales vecinos, como una tienda de barrio, que lo reconozcan a uno y puedan registrar su presencia, como una especie de reporte informal de su asistencia. Así, en cualquier caso, tenemos testigos si nos llegara a pasar algo.

2 comentarios sobre “#PeatonesPrimero | 5 consejos para caminar con seguridad por las noches en Guayaquil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s